miércoles, 15 de julio de 2009

Nike, ejemplo de malas prácticas (Agosto 2008)

El enfoque de Nike en mantener bajos costos causa malas condiciones de trabajo, dicen los críticos

August 5, 2008

Richard Reed
The Oregonian
Traducción de RSM
(Red de Solidaridad de la Maquila) es una organización de derechos laborales y de las mujeres que apoya los esfuerzos de trabajadores dentro de cadenas de suministros por asegurarse mejores salarios y condiciones de trabajo y una mejor calidad de vida.

Fábricas - el enfoque del gigante de la indumentaria deportiva en mantener bajos costos afecta las condiciones de trabajo.

Las fábricas contratistas de Nike abusarán de sus trabajadores mientras la empresa fuerce a las plantas a fabricar calzado y prendas de vestir por precios cada vez más bajos.

"Mientras sigan pagando precios de explotación," dice Scott Nova, director ejecutivo del Consorcio por los Derechos de los Trabajadores, una organización de monitoreo de derechos laborales en Washington, D.C., "van a seguir teniendo condiciones de explotación."
No es verdad, dicen los gerentes del gigante del calzado del área de Beaverton. Nike no puede cambiar las condiciones en la industria, dicen, sin la cooperación de otras empresas, gobiernos y grupos de derechos de los trabajadores.

La controversia se parece a un debate de la década de 1990, cuando grupos estudiantiles y otros atacaban regularmente a Nike. Los críticos ahora dicen que la estructura de Nike es explotadora, mientras que los funcionarios de la empresa defienden el enfoque de libre mercado. Dicen que sus operaciones han ayudado a prosperar a países.

"La manera real de tratar con esto es que las marcas colaboren y acuerden en un conjunto central de estándares," dice Erin Dobson, director de comunicaciones de responsabilidad empresarial. "Nuestros monitores no van a descubrir todo."

Miembros del personal de Nike entraron en acción recientemente después que un canal de televisión australiano expusiera la situación de condiciones de vida miserables, salarios dibujados y retención de pasaportes de trabajadores extranjeros en una fábrica de Malasia. Nike está organizando viviendas aprobadas, reembolsos y viajes de vuelta a su hogar para trabajadores de la planta Hytex Group T-shirts, que se encuentra a las afueras de Kuala Lumpur.

Una organización activista australiana, el Comité de Protección de Trabajadores Vietnamitas, se adjudica haber ayudado al reportero Mike Duffy a descubrir la historia, que tiene a Nike inspeccionando todas sus 37 fábricas contratistas en Malasia. Trung Doan, el secretario general del comité, dice que su organización conoce otros abusos similares por las entrevistas a más de 100 vietnamitas que trabajan en industrias de Malasia, desde electrónicas hasta madera.

"Nike no es ni la única ni la peor en Malaysia y Vietnam," dice Doan. Hay otras peores, empleadores que violan la ley, que violan sus propios códigos de ética, o que tratan muy mal a los trabajadores. Planeamos nombrar y avergonzar a muchas más."

Metas contradictorias
Nova, de la organización Consorcio por los Derechos de los Trabajadores, dice que Nike no puede esconderse detrás de sus fábricas contratistas independientes porque la empresa elige las plantas en base el precio.

"Se pide a los propietarios de fábricas que hagan dos cosas mutualmente contradictorias: mejorar los estándares y bajar precios," dice Nova. "Las fábricas hacen todo lo que pueden para bajar los costos laborales, y esperan que nadie les descubra" por violar los estándares laborales.

Nike y otras empresas saltan repetidamente de fábrica en fábrica, dice Nova, en lugar de quedarse en las plantas, pagarles un poco más para que puedan cumplir con los estándares, y premiándolas cuando lo hacen. La cadena de suministros de Nike de alrededor de 700 plantas en 52 países es demasiado grande para monitorear, dice.

Dobson, de Nike, dice que de hecho la empresa ha comenzado a consolidar la producción, especialmente siguiendo la reciente abolición de las cuotas textiles globales que establecía cantidades que las empresas podían comprar en distintos países.

"Así se tiene la capacidad de identificar grupos de fábricas y construir relaciones asociativas a largo plazo," dice.

Dobson dice que generalmente Nike sólo puede promover cambios en plantas donde sus productos constituyen la mayor parte de la producción. Defiende la efectividad del código de conducta de Nike, un conjunto de estándares para trabajadores establecido en 1992, y la calidad del sistema de monitoreo de la empresa.

Monitores independientes
Pero Leslie Kretzu, cofundadora y directora de Education for Justice, un organización de cambio social basada en New Jersey, EE. UU., dice que no hay evidencia que muestre que el código de conducta haya disminuido los abusos a los derechos humanos. Dice que Nike debería permitir investigadores independientes en sus fábricas.

"Si quisieran saber más sobre estos problemas, podrían invitar a gente como yo, por ejemplo, o estudiantes de United Students against Sweatshops o académicos, dice Kretzu.
Dobson dice que Nike ha invitado a expertos de la Organización Internacional del Trabajo, una agencia de las Naciones Unidas, y a la Asociación Trabajo Justo, un grupo de monitoreo. Pero Jeffrey Ballinger, un activista anti Nike de mucho tiempo, dice que Nike y otras empresas cooptaron a algunas organizaciones de monitoreo que accedieron a asociarse con ellos.

"El monitoreo fue una gran excusa desde el comienzo," dice Ballinger. "Si ponen a cuatro fábricas en competencia por 100,000 pares de zapatillas Air-cualquiera, no pueden venir y decir, ‘denles libre a los trabajadores el sábado' porque el contratista tiene que ganar dinero."
Cuando el debate sobre condiciones de trabajo comenzó a ser noticia en la década de 1990, los consumidores comenzaron a evitar los productos de Nike. Esta vez, los problemas están más ocultos. Críticos como Ballinger, quien está en Viena escribiendo un libro sobre las prácticas laborales en el Sudeste de Asia, dice que los gerentes de las fábricas distraen a periodistas y consumidores a través de un trabajo maestro de relaciones públicas.

"Habrá estudios de caso en las escuelas de negocios sobre cómo se zafaron de este problema," dice. "Pero no ayudó a los trabajadores."

Etiquetas

accidentes (1) adelaida (1) agencia idea (1) agua (1) ahorro energetico (2) aie (1) alcohol (1) alimentos (4) almonte (1) alvaro real (15) andalucia (3) antena 3 (1) aquaphytex (1) artic monkeys (1) ayuntamientos (1) bancaja (2) banderas negras (1) barclays (1) basura (1) bienvenida (1) biodegradables (1) biofertilizante (1) biologia (1) biomasa (1) bitc (1) bolsa (1) bombillas (2) bosque (1) botellas (1) bp (1) britanicas (1) buenas practicas (1) caca (1) caja navarra (1) calidad (2) cambio climatico (6) caritas in veritate (1) carrefour (1) cepsa (1) cice (1) citricos (1) ciudad 21 (1) clientes (1) co2 (3) coca cola (1) coche (3) cohecho (1) coltan (1) competencia (1) compromiso (1) conciencia (1) conciliacion (1) conduccion (1) confeccion (1) confianza (1) consumo (2) convencion de rsc (1) cooperacion (1) cooperativas (1) copenhague (2) corrupcion (2) corte ingles (1) costas (1) csn (1) cultivo natural (2) delito (1) denuncia (1) dependencia (1) depuradora (1) derechos humanos (2) desarrollo (2) dimension social (2) dow jones sustainability index (1) doñana (1) doñana 21 (1) ecoeficiencia (1) ecologico (2) educacion (1) eficiencia (2) electricidad (5) emisiones (2) empresa (10) enciclica (1) energia (5) eolica (1) ergonomia (1) escuelas (1) eso (1) especulacion (2) esther segura (1) etica (3) evaluacion (1) explotacion (1) factura (1) forestal (1) foretica (3) formacion (2) foro (1) fotovoltaica (2) fundacion (5) g15 (1) garoña (1) gei (1) greenpeace (3) gri (5) gripe (1) groenlandia (1) herba (1) huesos de aceituna (1) ico (1) iglesia (1) igualdad (1) imagen (1) incendio (1) indicadores (1) indice (1) informe (1) iso 26000 (1) jardines (1) jose antonio (2) juguetes (1) kyoto (2) laura fajardo (3) libro (2) litoral (1) luis vives (1) madera (1) malaga (1) marcas (2) marino (2) marketing (5) matalascañas (1) medio ambiente (6) memoria de sostenibilidad (4) mercado internacional (1) metro de sevilla (1) microalgas (1) miguel (7) mitos (1) mityc (3) moda (1) mohan munasinghe (1) movil (1) museo (1) musica (1) nike (1) nissan (1) normas (1) nucleares (2) obra social (1) ocde (1) ocu (1) OMAL (1) ONGs (3) onu (2) oxfam (1) packaging (1) pacto (1) paises (1) paris (1) pedro feria (3) peluqueria (1) pet (1) plantas (2) plastico (2) politica energetica (1) precios (1) premio nobel (1) prl (1) proveedores (1) pta (1) pymes (2) quiebra (1) real madrid (2) recalificacion (1) reciclaje (3) recursos financieros (1) redes sociales (1) reflexion (1) renovable (1) repsol (1) reputacion (1) residuos (2) reutilizar (2) riqueza (1) romanticismo (1) rosa berdugo (15) rosario hidalgo (13) rsc (10) rural (1) sangre (1) seguridad (1) sevilla (2) socialfunds (1) sociedad 2.0 (1) solar (2) solar termica (1) solidaridad (2) sony ericsson (1) sostenible (4) spirulina (1) talento (1) tecnologia (1) telefonica (1) telefonos (2) television (1) toxico (1) trabajadore/as (1) trabajadores (1) trabajo (1) transparencia (1) unicef (1) universidad (1) urbanismo (3) utopia (1) vivienda (1) voluntario (2)

Reflexiones de Blog